Algernon Blackwood. Los sauces.

Hoy quisiera acercar una obra y un autor no demasiado conocido fuera del círculo de adoradores del terror (literariamente hablando) y que fue uno de inspiradores de H. P. Lovecraft: el escritor y periodista inglés Algernon Blackwood, nacido en 1869 y muerto en 1951. De Los sauces se dice que es la mejor obra de Algernon Blackwood, aunque también se suelen destacar otras como El wendigo y la serie de historias de John Silence.

Compartir
Max Brooks. Guerra Mundial Z.

Lo que da más miedo de este libro no son los muertos vivientes, sino que la sociedad pueda actuar de un modo muy similar a como lo relata Max Brooks. Lo verdaderamente aterrador es lo verosímil que parece todo. Lo factible que parecen sus hipótesis. Lo verdaderamente aterrador es que nosotros seríamos los peores monstruos.

Compartir
El ojo de la cerradura. Anabel Samani.

«La mayoría de las veces nuestros pecados no consisten más que en estar en el lugar inadecuado en el momento equivocado, y eso había sido lo que me había condenado».

Compartir
Tony Jiménez: Cinco tumbas sin lápida

Tony Jiménez es un escritor de terror malagueño con varias obras publicadas a sus espaldas. Con Cinco tumbas sin lápida homenajea abiertamente a Stephen King y Sam Raimi y da inicio a la trilogía Shelter Mountain.

Compartir
Clive Barker: Sangre

Clive Barker, considerado por muchos como un revolucionario moderno dentro del género literario del terror, es conocido por usar un horror explícito, visceral, gore, violento y sin censuras. La sangre y el sexo son sus señas de identidad.

Compartir